2015: la gran gira de Francisco por América Latina

EzzatiUna gran gira por América Latina. Un viaje apostólico que incluya Argentina, Chile, Uruguay y -posiblemente- Perú. Ese es el plan de Francisco para el año 2015. Porque, como ya confirmó al arzobispo chileno Ricardo Ezatti, el Papa no irá a su continente de origen el próximo año. El 2014 lo reservará a giras pastorales por África, Asia y Turquía.

Este martes 2 de julio Ezatti se reunió con Jorge Mario Bergoglio en El Vaticano. Los dos se conocen bien y desde hace años. Compartieron, entre otras cosas, la cumbre de obispos latinoamericanos en Aparecida (Brasil) en 2007. Además de concelebrar la misa en la capilla de la Casa de Santa Marta, dialogaron durante unos 45 minutos en privado.
Tocaron muy diversos temas y salió a relucir un posible viaje papal tierras australes. “El Papa me ha dicho que este año no tiene previsto viajar a América del Sur, solamente a Brasil. Y el próximo año tenía ya varios viajes programados. Uno devolviendo la visita del Patriarca de Constantinopla, otro a África, y otro a Asia. Me dijo que difícilmente en 2014 pueda estar en América Latina, pero sí esperaba hacerlo en 2015, y de ser así, ese viaje incluiría Argentina, Uruguay, Chile y posiblemente Perú”, dijo el arzobispo.
Lo reveló en una entrevista publicada por el sitio web de la Conferencia Episcopal de Chile. Con esas palabras confirmó lo publicado, tiempo atrás, por el Vatican Insider: que el pontífice desea ir a Asia. Y dejó en claro que Buenos Aires no verá pronto a su pastor.
Con Ezatti, el Papa abordó otros asuntos. Juntos trajeron a la memoria el encuentro de Aparecida y el llamado a la renovación de las estructuras de la Iglesia incluido en el documento conclusivo. Bergoglio fue el artífice de ese texto, como responsable de su comisión redactora.
Según el arzobispo, cuando hablaron de la Conferencia General del Episcopal Latinoamericano, el obispo de Romarecordó cuando en ella se habló de la conversión y ratificó su propuesta de cambiar las estructuras caducas. Sostuvotambién que el párrafo dedicado a ese tema en el documento final no contó con el aprecio de todos, pero insistió que era necesario y remató: “hay estructuras caducas y hay que renovarlas”.
“Fue un encuentro con un amigo que no solamente me conocía a nivel personal -y me trató por mi nombre- sino que también conoce la realizad de la Iglesia en Chile. Pudimos conversar todos los temas. Ninguno quedó excluido”, indicó.
“Le agradecí que fuera el Papa Francisco, que hubiera aceptado lo que el Señor le estaba pidiendo. Sabiendo lo que puede ser para una persona que tenía otros proyectos, el mismo me había comentado que los tenía. Me dijo:’Cuando vi que los votos se inclinaban hacia mí, puse el corazón en paz. Estoy muy feliz de hacer lo que el Señor me ha pedido que haga’. Un gran ejemplo para todos, que a veces sentimos que el oleaje es muy grande y parece que nos hunde. Es el Papa el que invita a la confianza, a gozar del ministerio de servir a los demás y de hacerlo con la paz en el corazón”, agregó.
Italiano de nacimiento, chileno por adopción, Ezatti es un religioso salesiano y también presidente de la conferencia episcopal de su país. Se mostró impresionado por la sencillez con la cual Francisco llegó al comedor en Santa Marta y como “un ciudadano cualquiera” tomó los mismos alimentos que los demás.

Destacó que el pontífice haya celebrado la misa “sin ningún aparataje exterior” y que en la homilía haya pedido a todos “tener la audacia de aquél que pide hasta el cansancio y que sigue pidiendo, porque el Padre siempre escucha a quienes le piden”.